En una emotiva celebración presidida por nuestro párroco D. Miguel Solana, el pasado sábado 20 de noviembre, la parroquia celebraba una misa funeral y el traslado de los restos del que fue su primer párroco y fundador.

D. José Cánovas Riquelme, natural De Molina de Segura, era nombrado cura ecónomo del proyecto de una nueva iglesia en Cartagena, que tendría por nombre San Fulgencio en 1959 a la edad de 30 años. Cargo que ejerció hasta su nombramiento como párroco de Santa María de Gracia de Cartagena en 1986.

Durante sus 27 años como párroco de San Fulgencio, se destaca notablemente su esfuerzo incansable, ilusión y entrega a toda la comunidad parroquial, ya que a lo largo de esos años, fue el encargado de construir lo que actualmente es la parroquia.

Por la necesidad urgente de disponer de un espacio donde poder celebrar los acontecimientos religiosos, la construcción de la parroquia comenzó en 1961 con la primera fase de las obras, la cual comprendía el salón parroquial.

Próximamente, el 15 de enero de 1967 se colocaría la primera piedra de lo que ahora es el templo parroquial, dando comienzo con la segunda fase de las obras.

La familia de D. José Cánovas, dedicó al final de la celebración, unas palabras de agradecimiento a toda la comunidad parroquial, por incluir en el proyecto de la reforma de la Capilla, el traslado de los restos del mismo.

Los restos de D. José ya se encuentran enterrados en la Capilla como agradecimiento a toda su labor como pastor de esta parroquia.

Galería de imágenes

Historia de la parroquia

Abrir chat